lunes, 15 de septiembre de 2014

Reciprocidad



No.

Lo siento.

No es digerible.

Algo falla cuando percibimos que ponemos de nuestra parte en una relación, sea la que sea (amistad, compañerismo, amor) y no recibimos nada a a cambio.

La reciprocidad es la amantísima madre del cordero de todas las relaciones humanas. Y, en tal tesitura...

O tu generosidad extrema te lleva a que te expriman, aprovechándose de tí, o cierras la presa y que mude el agua su cauce.

Pero... 

¿Estás segura?

La sensación de incomprensión puede, a veces, ser un sentimiento totalmente trastocado. Esperamos más, y confundimos lo que nosotros creemos que debería ser con... Lo que hay al otro lado.

Te beso.


Ba

2 comentarios:

  1. sonrío...
    pues llevo unos días pensando exactamente en eso..

    ResponderEliminar
  2. Si la verdadera esencia de las relaciones fuese la reciprocidad, estaríamos absolutamente solos. Los que la exigen creen en su propio bienestar y los que la desean pueden verse frustrados enseguida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

¿Qué te parece?