martes, 4 de noviembre de 2014

No creo...


No creo en lo premeditado, y no sé qué es mejor.

Los incendios interiores conviene ponerlos en remojo, alguna vez.

Aunque acabo de decir una tontería, tu imagen me sirve de coartada.


Ba

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te parece?