domingo, 19 de octubre de 2014

Escudos


Todos sentimos muchas veces que nuestros gestos, o nuestras palabras, se estrellan contra una pared.
 
Pero no existen los escudos invisibles. 

Los de verdad... Esos, son todos tangibles.

Y todos pueden caer, como aquellos otros paredones virtuales.


Ba

2 comentarios:

¿Qué te parece?