viernes, 19 de septiembre de 2014

Vocación suicida


A veces, emprendemos empresas que no somos capaces de llevar a término. Pero, al menos, luchamos.

Otras, somos nosotros mismos los que, con vocación suicida, nos empeñamos en enterrar los sueños bajo la losa de nuestras contradicciones.


Ba

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te parece?