lunes, 22 de septiembre de 2014

No creo...


No creo mucho en ninguno de los dioses de este mundo, pero, si fuera uno de ellos, renunciaría a la divinidad, por compartir el más mísero pedazo de humanidad contigo y beber en ese precioso manantial de sensibilidad que de tí mana.


Ba

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te parece?