sábado, 23 de febrero de 2013

Navego...

Navego de mi incredulidad a mis reticencias.
¿Por qué las mujeres pontificáis siempre con tanta ligereza?
¿Estás completamente segura de que los hombres no sienten de igual manera?


Casi me enfado contigo.
Casi.

Ba

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te parece?